Exposición

Título Intangibles. Una exposición digital de la Colección Telefónica

¿Se puede hacer una exposición de arte sin las obras físicas?
¿Es posible emocionarse sin contemplar el objeto artístico?
¿Qué otro tipo de experiencias puede proporcionar una obra de arte expuesta digitalmente?

Lugar Museo Franz Mayer
Fecha 18.10.2019-08.03.2020
Intangibles. Una exposición digital de la Colección Telefónica

 Intangibles, tiene el objetivo de explorar el impacto y las posibilidades de la tecnología en el arte

 

  • En México, “Intangibles” se presentó en el Museo Franz Mayer, aliado que impregnó un marco único para presentar en alianza, al público de la Ciudad de México una exposición innovadora y disruptiva, gracias a sus formatos digitales, los cuales sirven para interpretar o inspirar la obra de grandes artistas.
  • Seis instalaciones diseñadas con tecnologías como VR, videomapping, 3D, desarrollo de software y tecnología de análisis de la imagen o el pintado digital que interpretan o inspiran digitalmente la obra de artistas relevantes como: –Joaquín Torres García, Roberto Matta, Juan Gris, René Magritte, Paul Delvaux y Pablo Picasso–.
  • Para Fundación Telefónica, “Intangibles” es un proyecto experimental y estratégico por implicar al visitante a través de la metodología design thinking; por su carácter global y simultáneo que tuvo lugar en ocho ciudades –Madrid, Ciudad de México, Bogotá, Quito, Mar del Plata, Santiago de Chile, Montevideo y Lima– quienes compartieron en tiempo real experiencias digitales e intercambiaro impresiones a través de un ‘Mapamundi Intangible’.

 

¿Se puede hacer una exposición de arte sin las obras físicas?
¿Es posible emocionarse sin contemplar el objeto artístico?
¿Qué otro tipo de experiencias puede proporcionar una obra de arte expuesta digitalmente?

 

Éstas y otras preguntas están en el germen de ‘Intangibles. Una exposición digital de la Colección de Arte Telefónica, un proyecto innovador y experimental que nace como respuesta al reto que está surgiendo de la revolución digital y sus imparables cambios. Inspirados en piezas emblemáticas, se presenta un proyecto expositivo con experiencias digitales que se exhibirá de forma simultánea en ocho ciudades, siete de América Latina y en España.

En México, se presentarón 6 instalaciones, cuya inspiración se realizó con base en las obras de seis artistas como -Torres García, Matta, Gris, Magritte, Delvaux y Picasso-; la exposición ‘Intangibles no contó con las obras reales de los autores sino con una propuesta digital diseñada ex profeso para cada una de ellas, aplicando tecnologías que van desde el VR, el videomapping, el desarrollo de software y tecnología de análisis de la imagen o el pintado digital, entre otras. El objetivo de la exposición es una reflexión sobre cómo la revolución digital ha impactado en la manera de acercarse al arte, en sus límites físicos y sensoriales, en sus posibilidades casi ubicuas de reproductibilidad, o en la fragilidad de ciertos criterios y valores tradicionales.

La exposición planteba un recorrido en el que, de un lado el visitante se podía sumergir dentro de un cuadro surrealista de Paul Delvaux. Del otro, la exposición es más participativa y permite interactuar con el cubismo de Juan Gris, participar pintando de manera automática como Roberto Matta, interpretar los iconos visuales de Torres García o escuchar holofónicamente la descripción de un cuadro para después recrearla pictóricamente en un lienzo digital.

 

El punto de vista del visitante, en el centro de Intangibles

La innovación de ‘Intangibles’ no solo se ciñe a su manera de abordar e investigar nuevos relatos visuales en torno a la Colección Telefónica y de conectar ocho ciudades en tiempo real, sino también al papel protagonista que se le ha otorgado al público, presente en el proceso desde que surgió la idea. A través de la metodología usada en el campo del diseño – con la colaboración de Accenture y denominada design thinking – se han incorporado las voces de los visitantes y de expertos en la materia. Gracias a una serie de entrevistas y talleres con personas de diferentes perfiles, se han definido las experiencias digitales más adecuadas para cada uno de los artistas y sus obras. Una selección de material audiovisual que registra todo este proceso presente en las salas de la exhibición.

El proyecto ‘Intangibles tiene como objetivo explorar el impacto y las posibilidades de la tecnología en la forma en la que miramos, sentimos e interpretamos el arte. El visitante podrá sumergirse en un universo digital en el que la emoción y la participación amplifican y abren la puerta al discurso del artista y su obra. El reto principal es enriquecer la lectura tradicional de la interacción entre arte y espectador, así como plantear nuevos retos.

Una experiencia digital sobre una obra de arte jamás podrá sustituir al original, y obviamente, este no es el objetivo del proyecto. Sin embargo, la tecnología al servicio de la cultura amplifica las sensaciones que el arte produce en el espectador, generar distintas emociones, busca desafiar al público con una participación activa y, sobre todo, abrir nuevas vías al conocimiento sobre el artista y su obra que, en definitiva, es nuestro propósito.

La Colección Telefónica se inicia en los años 80 para promover el reconocimiento de una serie de artistas españoles poco representados en los museos estatales. Se adquirieron entonces obras excepcionales de Juan Gris, Tàpies, Chillida, Picasso y Luis Fernández. A lo largo de las dos décadas siguientes, la Colección se va ampliando y abriendo a otros caminos artísticos e incorporando nuevos autores y más disciplinas artísticas. Actualmente, la Colección Telefónica se compone de un conjunto de más de 1.400 obras entre pintura, escultura, fotografía y obra en papel y es una de las colecciones corporativas más importantes de España. La mayoría de las obras que se exponen en ‘Intangibles’ han sido prestadas a otros museos o han formado parte de varias muestras que, desde 2005 hasta la actualidad, han viajado por tres continentes y han estado expuesta en más de veinte ciudades, entre ellas, Santiago de Chile, Lima, Buenos Aires, Pekín, Bruselas, San Francisco, Rotterdam o Duisburg.