Asombrosas Criaturas de Theo Jansen

Theo Jansen es conocido internacionalmente por la creación de sus famosas Strandbeest, o bestias de playa: unas esculturas cinéticas de aspecto animal y con vida artificial, compuestas de tubos y botellas de plástico, nacidas para moverse con el viento de las playas holandesas.

Decía Jansen, en una columna del diario holandés Volkskrant, que había inventado unos animales que, al igual que los castores en el parque natural de Biesbosch, podrían ayudar a mejorar el equilibrio ecológico de la costa. Los creó “a partir de tubo rígido de canalización eléctrica y cinta adhesiva” y obtenían la energía “del viento, de modo que no tienen que comer”. La idea era que sus bestias protegieran las vulnerables costas holandesas de los efectos del cambio climático construyendo diques de arena. Con el paso de los años, Theo Jansen ha abandonado esa idea y se ha centrado en crear formas de vidas autosuficientes, capaces de sobrevivir y perpetuarse en su hábitat.

En más de dos décadas Jansen ha logrado crear toda una gran familia de asombrosas criaturas que con nombres propios de origen latino han ido alcanzando una personalidad individual en función de sus cualidades y virtudes. Alrededor de cuarenta especies han nacido del ingenio, inquietud y tesón artístico de Theo Jansen, distribuidas cronológicamente en siete períodos evolutivos referidos a los avances y al grado de autonomía que las bestias de playa, y su “padre”, han ido logrando.

La idea de la evolución está muy presente en la obra de Theo Jansen. El artista holandés inventa constantemente nuevos mecanismos para sus criaturas. Los que resultan útiles sobreviven y saltan a las siguientes generaciones. Los que no funcionan bien, acaban extinguidos y enterrados. Las bestias de playa han desarrollado cerebros, trompas, estómagos y extremidades para anclarse al suelo. La mayoría de esos órganos se han perdido por el camino porque no ayudaban al animal a sobrevivir en su entorno. En cambio, han sobrevivido las bestias de mayor resiliencia.

La exposición Asombrosas criaturas presenta ocho Strandbeest de los diferentes períodos evolutivos. Seis “fósiles” frente a dos bestias “vivas”; una de ellas, de última generación, perteneciente al período Cerebrum cobrará vida en horarios predeterminados y caminará por la sala de exhibición con la ayuda de unos compresores de aire que harán las veces de viento costero holandés.

Datos de la muestra: La exposición “ASOMBROSAS CRIATURAS” se presentará en nuestro país del 13 de mayo al 13 de agosto de 2017 en el Laboratorio de Arte Alameda (Doctor Mora 7, Centro, Cuauhtémoc, Ciudad de México).

Horario: martes a domingo de 9 a 17 hrs. Costo de entrada: 30 pesos.